viernes, 20 de octubre de 2017


Un fotógrafo hace una foto a una pareja cualquiera. Pero cuando llega a casa y la ve, se da cuenta de algo terrible


Un fotógrafo británico que se hace llamar "Babycakes Romero" es experto en observar todo lo que está a su alrededor y a los seres de su misma especie. Con cámara en mano, recorre Londres, su ciudad natal, para documentar lugares, personas y momentos.  

Hace algunos años, empezó a notar que lo que antes parecían momentos íntimos o sociales entre las personas, eran desplazados cada vez más por un objeto específico: el "teléfono inteligente". Entonces empezó a fotografiar a personas que estaban absortas con sus teléfonos. Quería mostrar la paradoja de la soledad y el aislamiento en la sociedad.

Él hace hincapié en que en principio no está en contra de los móviles. El artista declara: "No tengo ningún problema con la tecnología portátil en concreto, ya que estos aparatos facilitan nuestras vidas, pero creo que están haciendo a la gente extremadamente pasiva... Empecé a tomar fotos de personas acompañadas de sus teléfonos como si tuvieran una relación equitativa, y esto se reflejaba en las imágenes. Pero después de un tiempo, me di cuenta de que la tristeza era parte de la situación".









"Antes de que se inventaran los móviles, a la gente no le quedaba otra opción que interactuar. Sin embargo, esto ya no es necesario porque ahora todos podemos 'fingir' que estamos haciendo algo 'importante' en nuestros aparatos, en lugar de pensar en algo que decir. Esto está matando nuestra conversación. Creo que está aumentando nuestro dolor social. 

Para muchas personas, fumar era un medio para socializar. Desde luego, los cigarros son malos para la salud, pero al menos no convertían a las personas en seres aburridos. ¡Todos debemos ser fuertes y liberarnos de los grilletes de los smartphones y regresar a las conversaciones cara a cara de antes!".


Seguramente, estas imágenes te invitarán a reflexionar. Mucha gente se lamenta de que nuestra vida transcurra en una burbuja tecnológica. Incluso si la preocupación parece exagerada, uno no puede negar que estas fotografías reflejan cierta tristeza. Tal vez en el futuro, el próximo mensaje, la próxima actualización de tu estado o la próxima foto de tu Snapchat no van a tener tanta importancia.

¡Quién sabe a qué personas tan maravillosas descubriremos cuando regresemos a la vida real!



10 lugares que debes visitra en otoño